Una obra que avanza, y un tránsito que retrocede

Es sabido que cuando en una ciudad se encaran proyectos de mejoras los trabajos pueden implicar ciertas complicaciones, sobre todo, en materia de circulación; y Alta Gracia no es la excepción. Sin embrgo, al clásico desvío, en esta ciudad se sumaron reiteradas quejas de los vecinos porque las obras han suscitado, en ciertos casos, muchos inconvenientes para circular.

Uno de los reclamos más recurrentes ha sido la falta de una señalizacion adecuada para que el que transita sea advertido a tiempo de las modificaciones. Sucedió en relación a los famosos trabajos que se realizan en calle Lucio Rossi (epicentro de pedidos de informes, reclamos, quejas, etc) y ahora con la que se desarrolla en Bv. Alfonsin y Avenida Irigoyen.

Sobre el tema, Franco Heredia, Director de Tránsito de la Municipalidad de Alta Gracia, le dijo a Mi Valle que “la cartelería y las señalizaciones la dispone la empresa qué trabaja en el lugar”. Respecto del personal de tránsito que controla en la zona específicó: “nosotros disponemos de varios inspectores qué son los que hacen ir y venir sobre la rotonda de boulevar Alfonsín por una única mano, aunque no los disponemos las 24 horas del día”.

En ese sentido Heredia aclaró que los inspectores van de 9 a 12:30 horas y de 15 a 19 horas, “que son los horarios pactados con la empresa para que ellos estén ahí” . Lo cierto es que con la cartelería sola no alcanza para que se respete los sentidos de circulación establecidos más allá del dinamismo que, en este caso en particular pueda tener la obra y que obliga en determinados tramos del trabajo a modificar lo establecido para movilizarse en el sector.

“La obra es dinámica, va cambiando todo el tiempo y ahí se complica un poco porque quizás en un día cambia dos veces el sentido de los vehículos” cerró el funcionario. Pero a pesar de las explicaciones hay algo que es seguro: una vez más se pone de manifiesto todas las falencias que existen cuando de seguridad vial y tránsito se trata. Por un lado es evidente que no hay una logística de información y señalización por parte de los responsables de la obra sea el municipio o la propia empresa, y por otro lado los automovilistas que aún con los carteles correspondientes muchos (no todos) hacen lo que quieren y no lo que se debe. En el mientras tanto, nadie controla ni se hace cargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CoopAgua