Un profe de Música de la cárcel de Bouwer pasó la audición a ciegas de La Voz Argentina

Hernán fue elegido por Ricardo Montaner.

Nicolás Hernán Pagnucco llegó a La Voz Argentina para cantar y dar a conocer su historia de vida: es profesor y trabaja en la cárcel de Bouwer enseñándoles a los presos a hacer música.

“Tengo 28 años y soy de Córdoba capital. Vivo en el barrio Yofre, y para mí, la familia es muy importante. Con mi viejo comparto algo muy grande: la música. Él me enseñó y cantamos juntos en fiestas, o cantamos por cantar”, expresó el profesor.

Toda la familia de Nicolás Hernán coincide en que él ama la música y que canta desde muy chico. “Me sorprende su voz”, declaró la hermana del participante.

“Actualmente trabajo en la cárcel de BouwerSoy tallerista en el pabellón de máxima seguridad, en el área educativa, y es una de las experiencias más lindas que me regaló la vida“, relató el joven que se presentó a las audiciones a ciegas.

Acá me conocen como Hernán. Soy el profe de música. En un principio, cuando empecé en el 2019, tenía algo de miedo. Pero llegué y cuando comencé a tocar el teclado y cantar, me empezaron a acompañar. Ya perdí el miedo, la vergüenza y me dejé de preocupar“, le explicó Nicolás a Marley en la entrevista realizada en el centro penitenciario.

Pagnucco indicó que la música es muy importante para los presos. “Hay algunos que ya tocan el teclado y componen muy bien. Armamos las canciones entre todos y las presentamos a fin de año”, reveló.

“Ellos saben que me presentó en La Voz Argentina. Estaban contentos y van a estar mirándolo como si fuese la final del Mundial”, aseguró el participante del big show de Telefe entre risas.

Nicolás Hernán cantó Cuando te enamores, de Luciano Pereyra, e hizo que Ricardo Montaner se diese vuelta en soledad para sumarlo a su equipo. El cantautor argentino-venezolano le pidió que le cuente una experiencia suya trabajando con los presos.

“Mi primera experiencia en 2019. Yo soy un hombre de fe y muy creyente. Dije ‘Dios, si vos me mandás ahí es porque hay un propósito’. Cuando llegué al aula, me impactó muchísimo y tuve miedo. Pero dije que por algo estaba ahí. Empecé a cantar una canción cristiana, y cuando vi que todos la empezaron a cantar, dije ‘vamos, carajo’ y fue como un rompehielos para avanzar“, relató el integrante del Team Montaner.

Ricardo le dio la bienvenida a Hernán y lo felicitó por su fe. “El único que dio la vuelta fui yo. La tiene más clara el de arriba”, sostuvo el coach, mientras que el participante afirmó que a él le interesaba mucho ser parte de su equipo.

CoopAgua