Pedro Spinetti expuso en Tucumán

“Escuela para la resiliencia” llegó a Tucumán y puso sobre la mesa la necesidad de reformar la educación en todas sus facetas. Su autor, el altagraciense Pedro Spinetti expuso ante un auditorio ocupado por docentes, estudiantes y funcionarios.

La Universidad de San Pablo T, ubicada en el corazón de la ciudad de Tucumán a metros de la histórica casa de la Independencia, fue la sede de este encuentro que se desarrolló el pasado jueves y que duró cerca de una hora.

Entre las autoridades, se encontraba la Coordinadora Académica del Ministerio de Educación de la provincia Licenciada Alejandra Sánchez, el rector Ramiro Albarracín, y distintos profesores de carrera. Además, acompañó el profesor Francisco Caligiuri, quien es docente a distancia de esa Casa de Estudios en Protocolo y Ceremonial.

“Fue muy interesante, sobre todo porque el mensaje sigue avanzando y además en esta ocasión llegó a muchos docentes universitarios y secundarios”, dijo Pedro Spinetti.

Por otra parte, hizo un pequeño resumen sobre la exposición que despertó el interés y gran cantidad de consultas de los presentes, entre ellas, “¿Cómo aplicar esto?”, “Es fácil no cuesta nada, solo es cuestión de tener la voluntad política de hacerlo e invertir en capacitación, el resto lo tenemos intrínseco en cada uno de nosotros, y es la capacidad para reponernos y reinventarnos, que hoy por hoy, se lo conoce como resiliencia”, expresó el licenciado, autor de la obra.

Antes de que comenzara la exposición, el rector de la Universidad hizo un pequeño repaso por el libro y lo elogió explicando que es necesario un cambio de este tipo.

“Vivimos en un mundo tumultuoso y ruidoso donde los cambios se producen día a día de manera rápida producto de los avances de la tecnología, la ciencia y los procesos digitales. Esta realidad está impactando en la cultura global del mundo y nos afecta a todos, estamos recibiendo los síntomas de esta realidad. Realidad que no respeta ni razas, ni religión ni ideologías porque ha penetrado en todos lados. Pareciera que todo es válido, se lo ve en los usos y costumbres que se están produciendo, como nunca en la historia de la humanidad. Si hay algo válido que debemos rescatar, volver a poner en práctica, es ejercitar los valores que siempre ha tenido la humanidad que nos ha permitido vivir, crecer, y estar, permanecer en este mundo. A partir de esto, de esa capacidad que tenemos los seres humanos que es afrontar cualquier tipo de situación conflictiva y que llamamos resiliencia, a través de ella hemos logrado permanecer en este hábitat. Ha habido una herramienta muy potente que siempre hemos podido aplicar, que ha sido el disparador, el nexo para lograr esas habilidades de resiliencia que son los procesos de aprendizaje”, explicó entre otras cosas Spinetti, y aclaró que el libro -en tres capítulos- explica y brinda un método flexible, abierto y adaptativo a las situaciones cambiantes que hoy por hoy se producen, pero para ello por primera vez deja lo declamativo y pasa a plantear un diagnóstico empírico que explica las causales pedagógicas que –según su criterio– han interrumpido e impactado en los procesos de aprendizaje en la escuela porque no se adecuan a los tiempos que nos toca vivir, ya que el sistema que se aplica tiene más de dos siglos y medio.

Hubo un importante feedback en el auditorio y eso transformó la exposición en ese ida y vuelta necesario que justamente plantea el libro como la necesidad de que docente y alumno se retroalimenten y avancen en una educación que se mueve a la par de la sociedad, que la penetra de manera transversal y no que mira desde afuera impávida y sin demasiada energía.

CoopAgua