Una concejal de Hacemos por Córdoba denunció en las redes “un ataque sistemático hacia su persona”, de índole personal y de género por parte de un medio de comunicación, sin embargo ningún funcionario, ni edil tanto de su bloque como de la oposición la apoyó. Mucho menos el intendente, el ministro de Gobierno o el Consejo Municipal de la Mujer. Los detalles de lo que sucedió.

Se puede o no estar de acuerdo con la “no levantada de mano” en la sesión de este miércoles de la concejal de Hacemos por Córdoba Ana María Busse, teniendo en cuenta que solo se trataba de un beneplácito a un medio de comunicación. Cada uno tendrá su opinión al respecto aunque muchos colegas de la edil dijeron que era “una locura política opononerse a algo tan básico como esto, un reconocimiento que se le aprueba a todo el mundo”. Más allá de esa cuestión algo quedó sumamente claro en ese acto: los concejales (tanto de HxC como de Alta Gracia Crece), los funcionarios de su partido, el minsitro de Gobierno –con quien trabajó codo a codo durante años-, la Sub secretaría de la Mujer del municipio, el Punto Mujer y hasta el mismísimo intendente, la dejaron sola en su reclamo. Nadie salió públicamente a decir absolutamente nada. ¿Por qué?.

La concejal aclaró en redes que la decisión de no acompañar este reconocimiento se debió a haber sido “difamada en reiteradas ocasiones en noticias que este medio de comunicación ha publicado”, explicó Busse; y agregó: “es una falta de respeto a mi persona, como mujer y al género, como funcionaria de este municipio, que esta clase de comentarios permanezcan en las redes sociales, y que teniendo la posibilidad de quitarlos, no lo hagan. Jamás iría contra la libertad de expresión de ninguna persona o medio. Pero cabe destacar que los medios tienen la finalidad de informar y no ser cómplices de dichos comentarios. Ya que la inacción es complicidad. En tiempos donde estamos trabajando con políticas de gobierno para erradicar la violencia de género no solo de manera física sino también psicológica”, agregó.

En referencia al mismo medio, aclaró que “en varias oportunidades ha vertido información falaz sobre supuestas acciones o dichos que yo habría expresado o realizado y así de esta manera cuestionar, por el solo hecho de ser mujer, mi capacidad para para integrar una lista de Hacemos por Córdoba y desempeñarme en el cargo de Concejal electa de la Ciudad de Alta Gracia. A la fecha, como Concejal de la ciudad, presido la Comisión de Salud y Ambiente, integro la Comisión de Cultura, Deporte y Turismo. Participo en el Consejo Municipal de Niñez y en el Consejo Municipal de Género. Pero principalmente soy mamá de Ruth y Mateo, quienes en varias oportunidades se han sentido entristecidos por leer notas y comentarios sobre mi persona”, siguió explicando y pidió que se retracte el medio de comunicación públicamente.

Lo cierto es que, por lo bajo, hubo funcionarios que le dijeron que “la acompañaban en este momento difícil” y hasta se sabe que la felicitaron por convertirse en “la abanderada del reclamo de las mujeres”. Es más, hasta funcionarios muy ligados a este medio de comunicación, la aconsejaron que inice una demanda, pero…en la práctica nadie se expresó públicamente, solo fueron tibias manifestaciones de apoyo que sirvieron solo para entender que realmente no “hay equipo”, y todo en esta gestión parece reducirse solo a lo discursivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CoopAgua