Bajo la lluvia, asambleas se manifestaron frente a Caminos de las Sierras

Este viernes, las asambleas ambientales de Punilla, Paravachasca y Córdoba Capital reclamaron en Malagueño por el cese de la licitación de las autovías sobre las rutas 5 y 38.

Pese a la lluvia torrencial, las asambleas ambientales de Punilla, Paravachasca y Córdoba Capital realizan durante la mañana de este viernes un reclamo en las puertas de Caminos de las Sierras, en Malagueño, para «solicitar que se detenga de inmediato el proceso licitatorio» de las autovías sobre las rutas 5 y 38.

Con carteles y banderas, manifestantes expresan su rechazo a estas obras que, aducen, el Estado provincial quiere llevar a cabo «de manera fraudulenta», incumpliendo leyes nacionales y provinciales, y sin implementar «la participación ciudadana correspondiente».

Apuesta por la participación

A través de un comunicado que hicieron público de manera conjunta estas tres asambleas, expresan que tanto para la autovía de Punilla (ruta 38) como para la de Paravachasca (ruta 5), se realizaron sendas audiencias públicas en abril y agosto del año pasado respectivamente, en las cuales «el 90 por ciento de los asistentes se opuso a estos proyectos, argumentando razones ambientales y socioculturales».

A continuación, aclaran que el rechazo que emiten a las autovías no sólo se sustenta en el riesgo ambiental que generarían, sino también en una serie de irregularidades que, advierten, «muestran la ilegalidad de dichos proyectos, presentados en deficientes Estudios de Impacto Ambiental y en todo el Proceso de Evaluación Ambiental«.

Las asambleas reclaman que el Tribunal Superior de Justicia dicte una medida cautelar hasta que se revoque la anterior licencia ambiental «y se realice un Estudio de Impacto Ambiental Acumulativo, que prevea futuros desequilibrios ecológicos«.

Rutas para el desarrollismo desenfrenado y el extractivismo

Hacia el futuro, advierten que estas autovías traerían aparejado «el avance del ya desenfrenado desarrollismo inmobiliario con un crecimiento urbano desordenado y la consecuente pérdida de bosque nativo y falta de servicios que hoy ya son insuficientes«.

También sostienen que con las autovías de las rutas 5 y 38, se permitiría «la circulación de hasta 800 mil camiones anuales» y que no aportarán beneficios para las comunidades, ni para incentivar el turismo, ni para resolver el tránsito; sino que habilitarán el traslado del «producto del extractivismo de nuestros recursos naturales».

Finalmente, esgrimen que en un contexto de crisis climática, económica, ambiental y sanitaria, tanto a nivel global como nacional, «el progreso real es aquel que respete las leyes, que piense y actúe de manera sustentable y que permita la continuidad de la vida con propuestas superadoras«.

Fuente: La Nueva Mañana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *