Potrero de Loyola: ¿una cuestión de “mala suerte”?

La Obra Pública de Alta Gracia en el centro de la discusión cuando la inversión de millones se desdibuja por fallas estructurales.

Esta semana se vivió un hecho que levantó muchas críticas desde la oposición, y dudas en el oficialismo de Alta Gracia. Las tan promocionadas lagunas de extensión en Potrero de Loyola, colapsaron después de una leve lluvia, generando grandes daños que provocaron más preguntas que certezas.

Marcos Moreira, Secretario de Obras Públicas de la ciudad de Alta Gracia, aclaró rápidamente que se trató solo de “un desperfecto técnico”; declaraciones que, en su mayoría, no fueron bien recibidas por una comunidad que vio una obra de gran costo para la ciudad (150 millones de pesos) que se llevó parte del pavimento, generando corte de calzada y alerta de saber como será el comportamiento a días de comenzar la temporada de lluvias.

Sin dudas, esta situación, a meses de una elección, sirve para un espadeo discursivo, desde “que la empresa hizo todo mal” hasta la frase tranquilizadora “no va a tener costo para la ciudad”.

Lo cierto es que cuando un error evitable sucede, hay -casi siempre- una impericia detrás. Será tarea de los responsables encontrarla, subsanarla y establecer las medidas que garanticen de forma fehaciente que estos “errores técnicos” no se conviertan en la nueva muletilla de obras millonarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CoopAgua