«Nuestros hijos no pueden tener clases porque el municipio no soluciona el problema del agua»

Lo dice un grupo de familias del turno tarde del colegio José María Paz de Alta Gracia. Hoy, los alumnos debieron retirarse de la institución.

Un grupo de mamás y papás del turno trde del colegio José Mría Paz reclama que el municipio «haga las obras que correspone hacer en los colegios, nuestros hijos no pueden tener clases porque el municipio no soluciona el problema del agua», cuenta Rocío, una de las mamás a Mi Valle visiblemente enojada.

«Es una vergüenza que los niños no puedan tener clases porque no arreglan la bomba de agua. Desde el año pasado dan vueltas y vueltas y los niños pierden días de clases como es el caso de hoy; y el año pasado hubo un montón de días que no tuvieron clases por el mismo tema! Queremos una solución pronto. Sabemos que desde el colegio se han cansado de hacer el reclamo y no obtuvieron respuesta, lo único que les habían dicho es que no tienen tiempo y que hicieron arreglar el tanque con plata de cooperadora, siendo eso responsabilidad de la municipalidad», agregó.

Lo cierto es que la problemática se remonta mucho más atrás, y no se remite solo al año 2021 o 2022. La poca presión que llega desde la calle, no llega a las sisternas, y por ende la comunidad educativa no puede tener con normalidad su jornada, sobre todo en momentos de pandemia.

«El año pasado los niños perdían clases al menos 2 o 3 veces a la semana por el mismo tema. Sentimos que es una falta de respeto para los niños y los padres. Hay familias que vienen desde lejos, en colectivo, remis o caminando desde barrios retirados y hoy con el tremendo calor los hacían volver. A último momento nos dijeron que el que quería se quedara un rato pero a las 15 tenían que irse. Realmente una burla. Queremos que la municipalidad se haga cargo y nos arregle la bomba para que los niños no pierdan más días de clases», agregó la mamá.

María, otra mamá de la institución aclaró que «desde que tengo memoria, hace varios años sucede esto y jamás le dieron una solución. Loos docentes y los niños tienen que estar en ascuas esperando para ver si pueden o no pueden tener clases», aclaró.

Hoy se reunieron varios papás en el horario de ingreso cuando se enteraron que los niños debían volver para buscarle alguna solución al tema; entre ellas, reclamar.

«Es realmente una verguenza porque el estado municipal recibe fondos para el mantemnimiento de las escuelas y empezamos el año igual que lo terminamos», cerró Sebastián, otro papá.