Eduardo Serrano, el legislador peronista que se sienta en la banca de Schiaretti y prepara fórmula con el Juecismo y el Pro

Se trata del autor del proyecto para homenajear a la Pantera Rosa. Estuvo con Daniel Juez en Lozada tratando de armar la fórmula para el 2023. El gobierno provincial le habría quitado su apoyo. Hay muchos radicales enojados y que no estarían de acuerdo reunirse con “este personaje”, dicen.

Ya se presagiaba que al ver el resurgimiento de Luis Juez, algunos dirigentes que en algún momento simpatizaban con el dirigente darían el volantazo y volverían al viejo amor. Hay quienes sospechan eso del “Chiki” Saieg en Alta Gracia, a quien ya se lo ve tratando de hacer su campaña propia a pesar del constante apoyo que le dio el gobierno local, y otros más del departamento con similares intenciones. Uno de ellos es Eduardo Serrano, a quien se lo pudo ver en una reunión este martes en Lozada con Daniel Juez, militantes radicales y del PRO.

Se trata del autor del proyecto para homenajear a la Pantera Rosa, quien no tuvo problemas en alquilar “un saloncito” en Lozada y reunirse con Juez tratando de armar la fórmula para el 2023 junto a militantes del Pro y algunos radicales. Digo “algunos” porque buena parte de los dirigentes de ese partido a nivel departamental no estarían de acuerdo, y además ya anunciaron que no darán su apoyo a “este personaje”.

Serrano sigue siendo legislador de Hacemos por Córdoba y gozando de los beneficios que esto le da (un sueldo de 300 mil pesos, por ejemplo). Además, siempre habría contado con el apoyo de Alejandra Vigo, la esposa del gobernador y quien se perfila para acompañar a Martín Llaryora en la fórmula el año que viene. Sin embargo la exposición que está teniendo Serrano junto al PRO no cayó muy bien, y el gobierno provincial le habría quitado su apoyo.

El legislador peronista en funciones no está pasando por su mejor momento, ya que tampoco el radicalismo lo apoya. Ni hablar de los vecinos de Cosme, quienes denunciaron hace poco la extracción de áridos del río de una persona ligada a Serrano, con un permiso non santo. Los mismos vecinos que hace pco tiempo también denunciaron el alambrado del río por parte de Serrano, quien se autocalifica como emprendedor rural.

CoopAgua