De médico a escritor: esta es la historia de vida del pediatra que fue reconocido por el Concejo Deliberante de Anisacate

Desde hace unos 20 años, el Dr. José María Silberbeg es vecino de Anisacate. Eligió esta localidad para vivir y se transformó en su lugar en el mundo. Pero las sierras cordobesas no solo acompañaron su larga e importante trayectoria como médico pediatra, también le sirvieron de inspiración para convertirlo en escritor, pasión  que abraza en la actualidad y que lo hizo merecedor de un reconocimiento del Concejo Deliberante.

En diálogo con él, no solo contó detalles de su última obra, sino que también describió el motivo que lo trajo a esta tierra.

¿Cuánto hace que vive en Anisacate?

Alrededor de 20 años hace que vivo acá

Imagino que cuando tiene un reconocimiento de este tipo justamente en el lugar donde vive, o donde apostó a vivir es más gratificante, no?

Sin ninguna duda, pero le cuento que todo esto es consecuencia de la bondad del corazón de aquellos que tuvieron la iniciativa, es decir del Concejo…no tiene nada que ver con mis virtudes.

Cuénteme un poco de Usted…

Soy médico pediatra, jubilado ya. He trabajado toda la vida en el Hospital de Niños de Córdoba, también trabajé un tiempo en el Hospital Privado. Tuve la suerte de que después de mi residencia pude desarrollar la terapia intensiva del Hospital de Niños, me pusieron como jefe y ahí estuve hasta que me jubilé.

¿Cuánto hace que se jubiló?

Hace muchos años, le diría que más de 10 o 15 años.

¿Por qué decidió establecerse en Anisacate?

Le cuento. Siempre me gustaron las plantas desde chico. Hice un par de cursos en la Facultad de Agronomía y unas ingenieras me entusiasmaron para que desarrollara el tema de flores de cote. Flores de corte son las de venden las florerías. Para eso estudié bastante, me enseñaron también a hacer los invernaderos y todo lo necesario. Cuando les pegunté qué superficie de tierra necesitaba para lleve adelante esto me preguntaron si iba a vivir en el lugar, les dije que sí, entonces me dijeron que con una hectárea estaba bien. Toda mi infancia y juventud hasta que fui a la Universidad la pasé en Cosquín, no pude irme para aquel lado porque mi señora, que es pediatra igual que yo y trabajaba en el Hospital Privado, entonces necesitábamos un lugar que fuera directo para el Hospital Privado entonces esta parte del sur de la provincia se prestaba para eso. Vimos un aviso en el diario y nos vinimos para acá, para ver una propiedad peo nos cobraban muchísimo, así que decidimos volver, en el egreso veo un cartel sobe la ruta que decía “vendo todo o vendo 4 hectáreas”, me paré, hablé con los dueños y terminé comprando esta pate donde actualmente vivo.

Ahí pudo instalar su proyecto de las flores entonces?

Le cuento que no (risas), nunca lo hice al final. Primero porque eran cuatro hectáreas que estaban sembradas con soja, no había árboles ni nada acá, porque el propietario criaba chanchos y la soja le servía como alimento para los animales. Con el tiempo y la ayuda de nuestros hijos (nos vinimos con los dos más chicos y los tres más grandes estaban en Córdoba en ese momento) pudimos ir sacando la soja y plantando árboles…es larga la historia, pero en definitiva el motivo que nos trajo acá, nunca se concretó!. Pero al final nos quedó este lugar hermoso, que hemos disfrutado muchísimo, muy tranquilo. Ha sido un deleite para nosotros esto. Al final mis hijos se casaron y se fueron, mi señora se jubiló y acá estamos…mi señora trabaja la madera y hace cuadros hermosos y yo escribiendo.

Cuénteme un poco de su último libro

He escrito varios libros y tienen como base los cuentos. El último en particular, tiene que ver con Shakespeare, su historia de vida, de arte y me puse a buscar un poco pero es medio difícil porque ha sido el poeta más misterioso de toda la literatura. Nadie sabe dónde vivía, solo donde nació, pero no se tiene muy claro nada… sabemos que de su pueblo se fue a Londres, y el libro comienza un poco con esta historia. Un día de 1610 desapareció (eso es verídico y nunca más volvió), eso es parte del misterio de su vida. A partir de ese acontecimiento termino construyendo esta novela, esta historia novelada que se llama “El misterio de William Shakespeare”

¿Cuánto tiempo le llevó hacerlo?

Hacerlo me llevó bastante tiempo. Lo presenté hace pocos días en el Círculo Médico, me sentí muy feliz del presentarlo en público, a la gente le gustó.

¿Nunca escribió sobre Medicina?

No…lo más cerca que podría escribir sobre Medicina tiene que ver con la Educación. La Educación en este país me tiene sumamente preocupado. A raíz de eso escribí un libro que tengo que corregir, pero ya lo tengo terminado que es sobre la vida de una maestra. Una maestra de 6° grado que trabaja en una escuela que está cerca de una Villa , ella es totalmente consciente que los chicos que vienen de la Villa no los puede tratar igual que los que viene de un ambiente de más comodidad. Entonces se va a la Villa y se pone e hablar con cada familia de sus alumnos, y eso le significa problemas con su familia, con sus colegas…es muy interesante. Me gustó muchísimo haberlo escrito porque algún mensaje puede dejar.

¿Cuántos libros escribió?

Este es el tercero que he publicado, tengo otros que no publiqué aún. Hay otro de Dante Alighieri, y una historia de amor…

Si hoy  tuviera que volver a elegir su futuro. ¿Se quedaría con la medicina o con las letras?

Volvería a elegir  la medicina. He sido muy feliz como médico. Escribir, escribo desde chico, desde la escuela primaria. Siempre ha sido para mí la mejor manera de expresar lo que siento o lo que pienso. Esto  es otra etapa en mi vida que también me llena de alegría, es como una pasión. En conclusión…podía dividir mi vida en dos, más allá de mis afectos.

CoopAgua