Caserio irá a la Nación y trabajará para el presidente Fernández

El exsenador sería el próximo vicepresidente del Banco Nación. Pero el objetivo es trabajar en armar la estructura política que responda al Presidente de la Nación.

En el ambiente de la política local nadie dudaba de que el exsenador Carlos Caserio ocuparía algún cargo en el Gobierno nacional. En las últimas horas trascendió que el dirigente de Villa Carlos Paz ocupará la vicepresidencia del Banco Nación.

Si bien falta la oficialización, que con las idas y vueltas que existen en la Casa Rosada no es un dato menor, una fuente cercana al exsenador y otra nacional confirmaron a La Voz que “Carlitos”, como le dice el presidente Alberto Fernández, tendrá un lugar en el Gobierno nacional.

Tras algún tiempo sin contactos, luego de las elecciones legislativas, el 18 de enero pasado, el Presidente convocó a Caserio a un almuerzo en la Casa Rosada.

En ese encuentro a solas, según un allegado al dirigente bonaerense radicado en Punilla desde hace más 35 años, Alberto Fernández le pidió que fuera a Buenos Aires para trabajar con él.

En aquel encuentro que duró más de dos horas, en el cual en un momento también participó el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, hoy uno de los brazos derechos político del Presidente, se barajaron varios cargos, entre ellos, el directorio del Banco Nación.

Caserio habría pedido un tiempo para analizar la cuestión. Finalmente, la semana pasada, el exsenador aceptó el segundo sillón del Banco Nación. Aunque la oficialización de la designación se conocería esta semana.

Caserio fue el primer dirigente histórico del PJ cordobés que en 2019, en plena campaña electoral, decidió apoyar a la fórmula del Frente de Todos que integraban Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

El entonces senador, que era el titular del PJ provincial y presidía el bloque peronista en el Senado, en reemplaza del renunciante Miguel Pichetto, no estuvo de acuerdo con la estrategia de planteó el gobernador Juan Schiaretti de ser “prescindente” en la pulseada por el poder nacional y se sumó al Frente de Todos.

REFERENTE PROVINCIAL

Desde entonces, Caserio se convirtió en el referente en Córdoba del Presidente de la Nación.

Alberto Fernández lo recibió cuatro veces el año pasado. Pese a que el resultado en Córdoba del Frente de Todos no fue el esperado en las elecciones legislativas –campaña en la cual no participó el Presidente– distintas fuentes de la Casa Rosada solían decir que Alberto Fernández tenía en agenda a Caserio para algún cargo nacional.

El arribo de Caserio al Banco Nación tiene un objetivo político. Desde el cargo en el mayor banco estatal del país podrá recorrer la provincia y el país, siendo uno de los armadores del albertismo.

Antes del cimbrón que significó para el Gobierno la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque en Diputados, en los últimas días de pasado, el propio Presidente mantuvo reuniones con ministros y sus dirigentes más cercanos para alentarlos a construir poder propio, dentro del Frente de Todos.

Desde la Casa Rosada hablan del proyecto “Alberto 2023″. Alberto Fernández ya no contradice a sus íntimos cuando le decían que construyera poder propio. Es más, dicen que en las largas tertulias políticas de la quinta presidencial de Olivos, el Presidente admite que quiere ir por otro período.

Más allá de los deseos personales, cuando arribe de la gira internacional, Fernández se abocará a buscar los respaldos para que el Congreso aprueba el acuerdo con el FMI.

Sergio Massa y los ministros Katopodis, Matías Kulfas y Juan Zabaleta (Desarrollo Social) son quienes dialogarán con todos los sectores para conseguir adhesión en el Congreso.

En este contexto se inscribe la designación de Caserio en el Nación. Por haber sido el jefe de campaña de José Manuel de la Sota en sus intentos presidenciales y por los seis años en la Cámara Alta, más un mandato como diputado, el exsenador tiene buenos contactos con gobernadores y dirigentes del PJ de todo el país.

También buscará preservar la estructura que armó en Córdoba para afrontar las elecciones legislativas, aunque ahora con una diferencia: trabajará para el Presidente, más allá de que en los últimos dos años en el Senado, Caserio también logró constuir un buen diálogo con Cristina Kirchner. Fue uno de los pocos cordobeses que tuvo más de una reunión con la influyente vicepresidenta.

Fuente: La Voz

CoopAgua