Anisacate: cuando no se entiende la palabra «convivencia»

Los caballos sueltos en la vía pública son una constante. La Guardia Urbana, Policía y Defensa Civil intentan concientizar sobre mantenerlos en sus terrenos, pero… «la cosa se está complicando y mucho», dicen.

Diariamente, personal de la Guardia Urbana municipal, la Policía o Defensa Civil deben trasladar hacia un lado u otro caballos que deambulan, principalmente, por las calles de La Marianita y Los Talas en Anisacate.

«La cosa se está complicando y mucho», dicen, y reiteran la necesidad de que «la gente tome conciencia del peligro que eso significa, no solo para el animal, sino también para transeúntes y automovilistas»

Vivir en convivencia con la naturaleza es el mejor de los regalos para aquellos que optan por irse de las ciudades e instalarse en localidades serranas como esta. De eso no hay discusión. Sin embargo, una comunidad se forma cuando el respeto es también hacia la sociedad que allí habita.