Revés de la justicia para Nelly Morales sobre las denuncias por violencia de género

La Presidenta Comunal de Villa Los Aromos, tuvo un fallo en su contra. La justicia no respaldó las acusaciones por violencia sobre exfuncionarios.

Como en una novela que se viene escribiendo desde que Nelly Morales llegó al poder allá por diciembre del 2019, su gestión comenzó un desandar de desencuentros con muchos de sus funcionarios. Quizás el punto más alto se vivió cuando acusó a su ex Jefe de Seguridad, Emilio Zazua y el coordinador de Defensa Civil, Gabriel Grigorev y a su esposa, María Victoria Magnaterra, de ejercer Violencia de Género sobre la actual presidenta comunal.

El pasado 31 de agosto la justicia determinó sobre la denuncia de Morales, que “no se encuadran en los supuestos previstos por la ley para la presencia de medidas de resguardo contempladas y demás constancias de autos”.

Al mismo tiempo, la justicia determina el cese de forma inmediata de las medidas de restricción sobre las tres personas denunciadas por la presidenta comunal.

La Violencia de Género como arma política

Lamentablemente la disputa política no tiene límites en el momento de utilizar herramientas que sirvan a sus propósitos. En el último tiempo, esta disputa de internas descarnadas, descubrió el impacto de las denuncias sobre violencia de género, comenzando a utilizarla como una forma compleja y a la vez banal.

El marco legal que consiguieron las luchas de mujeres valientes, se degrada cada vez que el oportunismo desdibuja su función. Nelly Morales, la denunciante, sostiene la gravedad de ser Presidenta Comunal, que a pesar de comandar una comuna que adhirió a la Ley Micaela, por la cual todos los funcionarios públicos deben formarse en violencia de género, no la implementó en su administración.

Se inauguró un Punto Mujer en esa localidad, que solo fue parte de una mirada meramente publicitaria, sin brindarle el respaldo de ninguna profesional a cargo formada para una gestión tan compleja.

En el último mes la gestión comunal se desprendió de dos trabajadoras sociales, la última, según fuentes cercanas a la comisión comunal, “porque la querían obligar a firmar informes que ella no había redactado” y una psicóloga, quien ni siquiera pudo realizar un cierre de sus terapias, porque fue desvinculada sin previo aviso, desconociendo los protocolos que dicha profesión debe llevar con sus pacientes.

El mismo Jefe de Seguridad, Hugo Villaroel, quien esta todavía atravesando una causa por ejercer violencia de genero y fue ampliada su restricción, también dejo la gestión de Morales, formando parte de la larga lista de funcionarios que dan un paso al costado en esta Villa.

Esperemos que esta utilización mezquina de algo tan importante, sea solo una aberración ocasional y no una nueva estrategia del marketing político tan en boga durante las temporadas electorales.

Un comentario sobre «Revés de la justicia para Nelly Morales sobre las denuncias por violencia de género»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CoopAgua