ADMA pide ser depositario definitivo de los animales rescatados para “curarlos, recuperalos y reinsertarlos”

La Fundación solicita que la Justicia haga el allanamiento y se los entregue. Se trata de la vivienda donde una mujer fue mordida por un perro que le extirpó una mano y parte de la otra.

Más de 40 animales continúan viviendo en condiciones de hacinamiento en la casa de calle Fortunata González de barrio Parque del Virrey donde hace pocos días una mujer sufrió gravísimas heridas a raíz de las mordeduras de uno de sus perros. La víctima (a la que posiblemente le extirpen sus dos brazos) continúa internada en la Clínica Chutro.

Por tal motivo, desde Fundación ADMA, han solicitado a la Fiscalía ser depositario definitivo de los animales rescatados para “curarlos, recuperalos y reinsertarlos”.

Según expresaron, fue la fundación quien constató, junto a personal policial, que en el domicilio uno de los animales habría atacado a la dueña por lo que fue trasladado al instituto antirrabico para su observación, tal cual indica el protocolo.

Por otro lado según averiguaron, a través del testimonio de vecinos, que “los animales que se encuentran en el domicilio serían animales que personas proteccionistas retiran a vecinos donde, según su percepción y criterio recibirían malos tratos…Según se pudo observar en el día de la fecha estos animales se encuentran hacinados en jaulas y pequeños espacios, sin poder desplazarse, en algunos casos, sin recibir la luz natural, tapadas con nylon”, explicaron.

También, advierten, que pudieron averiguar que “esta mujer recibiría ayuda de algunas proteccionistas que le llevaban alimento a cambio de que tenga los animales en la propiedad, como también recibiría transferencias de dinero de algunas proteccionistas de Córdoba y otras zonas aledañas a nuestra localidad”.

Explicaron, por otra parte que es “necesario y urgente” que estos animales sean entregados (temporal o definitivamente) a ADMA mediante un allanamiento ya que no se puede realizar de otra manera debido a que la fundación no tiene poder de policía, y solo puede ingresar a una propiedad privada a través de una orden de allanamiento librada por la Fiscalía de turno.

“Son objetivos fundamentales de esta institución velar por los derechos, la salud e integridad de cada uno de los animales que llega a nuestras manos devolviendoles su condición de seres sintientes, sujetos de derechos”, cerraron desde ADMA.

CoopAgua